Pérdida de cabello y genética

Habitualmente suelen considerarse los antecedentes hereditarios como una de las causas más frecuentes y preponderantes que afectan a la pérdida del cabello.

Afortunadamente no siempre es así. En muchos casos, no existen estos antecedentes, y en otros, si los hay, la pérdida de cabello comienza en edades más avanzadas.

Es necesario diferenciar entre la herencia y la predisposición hereditaria. La herencia es todo lo que traemos al nacer: el color del cabello, el grosor, el tipo de cabello (lacio, rizado, etc.), etc.

La predisposición hereditaria son características latentes en el organismo, que según la forma de vida, pueden ser postergadas o aún superadas.

Podemos encontrar una analogía de la pérdida de cabello con la tendencia a engordar, la celulitis, etc., que según los cuidados y las características de vida, pueden ser controladas y/o mejoradas.

Es necesario también, conocer la complejidad de las leyes de la herencia. Las diversas influencias se entrecruzan y combinan, haciendo difícil de precisar con exactitud la participación de todos los antepasados en el proceso de pérdida de cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *