¿Hay alguna relación entre la diabetes y la pérdida de cabello?

En algunos casos la pérdida de cabello es signo de diabetes, y en otros es consecuencia de los altos niveles de glucosa en sangre. Lo que es verdad es que si hay una relación entre la diabetes y la pérdida de cabello.

La diabetes afecta negativamente el sistema circulatorio del cuerpo, lo cual significa que menos cantidad de nutrientes y oxígeno llegan a la parte superior y las extremidades inferiores del cuerpo, es decir, los pies y las zonas del cuero cabelludo.

Si la diabetes es la causa de la mala circulación sanguínea en el cuero cabelludo, los folículos pilosos morirán lo que resulta en la pérdida del cabello; además, esta mala circulación puede interrumpir el crecimiento del cabello. Así que no sólo es la diabetes lo que causa la pérdida del cabello existente, sino que también impide el crecimiento de otros nuevos.

Por otra parte, la diabetes provoca el desequilibrio hormonal en el cuerpo de un paciente, cambios que pueden manifestarse a través de la pérdida del cabello, como sucede durante el embarazo y en la menopausia.

Los medicamentos que se usan para tratar la diabetes también pueden conducir a la pérdida del cabello, por lo cual usted debe consultar a su médico para obtener un tratamiento modificado.

La diabetes puede debilitar el sistema inmunológico, por lo que las personas que la padecen son susceptibles a otras enfermedades, como la tiña del cuero cabelludo o infecciones causadas por hongos, que a su vez pueden causar la caída del cabello.

Enfermedades autoinmunes, como erupciones en la piel y disfunciones tiroideas, se sabe que causa la pérdida masiva del pelo, y pueden ser una parte integral de las personas que sufren de diabetes.

La diabetes puede conducir a altos niveles de estrés oxidativo que también puede conducir a una pérdida de cabello Clic para tuitear

Otro factor importante es que el tiempo de curación y rejuvenecimiento en los diabéticos es comparativamente más lento que en los individuos normales. Como los diabéticos no pueden mantener el ciclo promedio de rebrote tardan más en recuperar el pelo que pierden por razones normales.

la diabetes y la pérdida de cabello a veces se atribuye a efluvio telógeno, lo cual se explica de la siguiente manera. Todo el cabello tiene una fase de crecimiento, denominado anágena (aproximadamente durante dos a cuatro años), y una fase de reposo, es decir, telógeno, entre dos a cuatro meses, y luego se cae y es reemplazado por un nuevo cabello que está en creciendo. La persona promedio pierde naturalmente alrededor de 100 cabellos por día.

No es raro que por los cambios hormonales de la diabetes una persona entre en efluvio telógeno, es decir, más cabellos entran a la fase telógena. En esta condición, aproximadamente el 30 por ciento de los cabellos dejan de crecer y entran en la fase de descanso antes de caerse, y usted podría perder un promedio de 300 cabellos en un día en vez de 100.

Entre algunas medidas que colaborarán a mantener el cabello sano está el hidratarse bien siempre, por ejemplo bebiendo unos ocho vasos de agua al día, ejercitarse regularmente para mejorar la circulación de la sangre, y con los cual los folículos se beneficiarán.

Trate de relajarte y de reducir el estrés, ya que esto causa pérdida de cabello; pruebe hacer yoga o algún otro forma de relajación que haga disminuir su ansiedad.

Fuente: http://vivecondiabetes.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *