Estrés académico y la pérdida de cabello a temprana edad.

Encontramos este interesante artículo sobre el estrés académico, el cual puede generar pérdida de cabello a muy temprana edad (en personas menores de 25 años). Conocé afecta a las personas y cómo podés controlar el estrés en la estapa de estudiante.

El estrés es  parte de la vida de un estudiante. De hecho, cualquier estudiante que se preocupa por los exámenes sufre de algún tipo de estrés académico. Sin embargo, debes recordar que el estrés existe por un motivo y que vos sos quién elegís si querés que te afecte negativamente o que te ayude a mejorar tu estudio.

Para combatir el estrés primero debes entender las razones que lo causan para así establecer métodos que te ayuden a sentirte mejor cuando éste se presenta. Diversos estudios han puesto de manifiesto algunas explicaciones comunes del estrés académico:

  • Falta de planificación y organización
  • Presiones externas por alcanzar buenos resultados
  • Competitividad con otros compañeros
  • Bajos niveles de motivación

La diferencia entre un estudiante que se siente abrumado por el estrés y otro que lo usa para centrarse y alcanzar mejores resultados es su forma de reaccionar al enfrentarse a dificultades. Los estudiantes que tienen éxito paran, reflexionan sobre sus opciones y eligen el camino que les ayudará a conseguir su objetivo final, en lugar de dejar que todo lo que tienen delante acabe con ellos.

#1 Escucha Música Clásica

Escuchar música puede generar un entorno de estudio positivo y productivo debido a que mejora tu estado de ánimo y te incentiva a estudiar de manera más efectiva. La música clásica es generalmente recomendada como la mejor para estimular tu cerebro, pero la música ambiental u otro tipo de música también pueden tener esta influencia.

#2 Date un Paseo

Muchos estudiantes pasan los días previos a los exámenes sentados frente a libros y apuntes sin realizar ninguna otra actividad. Sin embargo, investigaciones científicas han demostrado que realizar ejercicio moderado (como, por ejemplo, dar un paseo) estimulan la memoria y la energía del cerebro.

#3 Planificá tu Rutina de Estudio

Puede que esto no te parezca tan sorprendente pero lo que sí lo es, es la cantidad de estudiantes que ignoran los beneficios de crear un horario de estudio personalizado. Con un poco de esfuerzo inicial, tu estudio puede mejorar notablemente en términos de productividad y vos podés mejorar también tus niveles de motivación al saber a lo que te enfrentás cada día por anticipado.

#4 Juega con tu Mascota y… ¡con los plásticos de burbujas!

¿Qué tienen que ver las mascotas con el estrés de los exámenes? Muchas universidades han creado “salas de mascotas” a la que los estudiantes pueden acudir para combatir el estrés y reducir sus niveles de ansiedad. Jugar con tu mascota puede ayudarte a concentrarte mejor y a calmarte en época de exámenes pero… eso sí, ¡no te recomendamos que te lleves tu hámster a la biblioteca! Los plásticos de burbujas, usados para envolver materiales frágiles, son otro remedio casero para aliviar tu ansiedad.

#5 Dormí lo Suficiente

Para algunos alumnos, las horas de sueño son las primeras perjudicadas cuando llegan épocas atareadas en las nos falta tiempo para todo. Sin embargo, los beneficios de una buena noche de sueño no deben de ser subestimados. Desde el punto de vista académico, el sueño ayuda a que tu cerebro asimile la información y la introduzca en tu memoria a largo plazo para que así la puedas recordar cuando llegue el día del examen. Cualquier persona que se haya presentado a un examen sin haber dormido lo suficiente, te podrá hablar de su importancia.

#6 Usa Apps

Existen un montón de apps móviles diseñadas para ayudarte a mejorar tu calidad de vida. Por supuesto, el área académica no se queda atrás. Ya sea para organizarte mejor, para mejorar tu aritmética o para aprender inglés, seguro que hay apps que te pueden ayudar.

#7 Dedicale Tiempo a tu Mente

La meditación es uno de los medios más efectivos para tomarnos un descanso y mirar al estrés desde una perspectiva diferente. Por tanto, practicar algún tipo de meditación nos ayudará a concentrarnos mejor al mismo tiempo que mejora nuestra salud de cara al estrés pre-exámenes.

#8 Comé Chocolate Negro

Lo creas o no, esto es 100% verdad. El chocolate negro con más de 70% de cacao lucha contra el cortisol, la hormona asociada con el estrés, y tiene un efecto relajante en el cuerpo. Además, el chocolate libera endorfinas que actúan como un reductor natural del estrés.

#9 Liberate de Todo

Algunas veces, necesitás hablar con alguien y, otras, necesitás gritar y liberarte de toda la presión que llevás dentro. ¡Descubrí lo que necesitás y liberate! Hablar con un amigo o familiar puede ayudarte a ver las cosas de otra manera y a obtener el extra de energía que necesitás para superar el estrés.

#10 No a la Distracciones

Seguro que ni siquiera te das cuentas del número de veces que mirás Facebook, Instagram, Twitter o cualquier otra red social durante el día. Cuando sumas todas estas veces, acumulás una cantidad de tiempo considerable que malgastás durante tu día. Puede ser complicado aislarte de todo mientras estudiás pero mantener en mente tu objetivo final y el tiempo que te queda puede ayudarte a concentrarte.

Recordá qué el estrés puede ser causante de pérdida de cabello y que en cualquiera de nuestros Centros Schwanek estamos a tu disposición para ayudarte con tu problema capilar.

Fuente: https://www.examtime.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *