El estrés y la caída del cabello

El estrés o tensión nerviosa es un estado en el cual un enorme número de funciones orgánicas y mentales, se predisponen a enfrentar una situación de peligro real o imaginario.

Si la duración de este estado es breve, o se producen intervalos suficientes para que el organismo se reponga, y vuelva a la normalidad de sus funciones, no hay consecuencias graves. Pero, si los estados de stress son intensos y/o repetidos, sus consecuencias son muy negativas para la salud.

La manifestación más característica del stress, son las contracturas musculares.

Por contractura se entiende lo siguiente: cuando un músculo se contrae para realizar un movimiento, luego se estira nuevamente. Cuando se produce la contractura, el músculo se acorta y permanece en ese estado.

Las contracturas provocadas por el stress, se establecen en los músculos que rodean el cuero cabelludo, la nuca y la espalda.

El cuero cabelludo es una de las regiones más afectadas. Los músculos que lo rodean, al contracturarse, se acortan, comprimiendo el tejido del cuero cabelludo sobre el hueso del cráneo.

Este gradual y progresivo deterioro del cuero cabelludo, comprime la vasta red de diminutos capilares que irrigan y nutren las miles y miles de raíces pilosas de la región.

El cuero cabelludo es una de las regiones más afectadas por el #Estrés #CaidaDelCabello Clic para tuitear

Este debilitamiento suele comenzar, en las zonas más predispuestas anatómicamente a una disminución de la irrigación sanguínea que son, la tonsura o coronilla y las entradas. En estas zonas se observan, cuando el proceso está en marcha, cabellos más cortos, más finos, e insuficientemente pigmentados.

Muchas veces a estos cabellitos se los confunde con el cabello nuevo en crecimiento, creando una errónea expectativa.

En la medida que el proceso avanza, aumenta el número de cabellos débiles y disminuyen los fuertes. Los cabellos débiles al tener menor tamaño y grosor, no cubren bien el cuero cabelludo, y comienzan a aparecer zonas ralas.

Es debido al estrés que muchas personas ven otro problema: la caída del cabello que genera ansiedad, baja autoestima y en consecuancia un estado físico y mental alterado.

Es así como en Schwanek hemos creado una serie de técnicas naturales y fisiológicas que ayudan a descontracturar la tensión acumulada ayudando a una mejor irrigación sanguínea del cuero cabelludo, recuparando así el cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *