Diabetes y actividad física

La diabetes es una enfermedad que puede causar, entre sus efectos colaterales, la pérdida de cabello, por este motivo en Schwanek hemos tomando en cuenta a nuestros pacientes diabéticos y ofrecerles artículos de interés que puedan ser útiles para una mejor calidad de vida.

El ejercicio o actividad física es todo lo que lo pone en movimiento, como caminar, bailar o hacer jardinería. La actividad física es importante para todos, pero es particularmente importante para las personas con diabetes y quienes tienen riesgo de tener diabetes.

Eso no significa que es necesario correr un maratón o levantar 100 kilos. El objetivo es hacer actividad física y mantenerse activo haciendo lo que disfruta, ya sea hacer jardinería, jugar tenis o caminar con amigos. ¿Se pregunta cuánta actividad debe hacer y cuáles son sus opciones?

Hacer actividad física con regularidad es un aspecto clave del control de la diabetes, además de planear las comidas adecuadamente, tomar los medicamentos recetados y limitar el estrés.

Cuando hace actividad física, las células se vuelven más sensibles a la insulina, por lo que pueden funcionar más eficientemente. Durante el ejercicio, las células también extraen glucosa de la sangre mediante un mecanismo totalmente independiente de la insulina.

Por lo tanto, hacer ejercicio con regularidad puede reducir su nivel de glucosa y mejorar su nivel de A1C (hemoglobina glucosilada). Cuando reduce su nivel de A1C, es posible que pueda tomar menos pastillas para la diabetes o usar menos insulina.

La actividad física también es importante para el bienestar general y puede ser beneficiosa en el caso de muchos otros problemas de salud.

No importa si ha sido una persona activa en el pasado o no; es buen momento para empezar. Pero si nunca ha hecho mucha actividad o no lo hace desde hace tiempo, es importante comenzar lentamente.

Si no está seguro sobre su estado de salud, consulte con su médico antes de hacer cambios importantes en su plan de ejercicio.

El ejercicio disminuye la glucosa en la sangre de varias maneras:

  • Se aumenta la sensibilidad a la insulina, por lo que las células pueden aprovechar más cualquier insulina disponible para usar glucosa mientras hace actividad física y después.
  • Cuando los músculos se contraen durante la actividad, se estimula otro mecanismo totalmente separado de la insulina. Este mecanismo permite que las células tomen glucosa y la utilicen como fuente de energía, independientemente de si hay insulina disponible.

Fuente: http://www.diabetes.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *