Conocé los beneficios del estrés controlado

El estrés a menudo nos juega malas pasadas. Gestionarlo es una tarea complicada, pero no del todo imposible. Unos niveles controlados de estrés pueden ayudar a rendir mejor en el día a día. Así que ya sabés, si no podés con el enemigo, únete a él. Aquí te enseñamos algunos beneficios del estrés controlado.

Por lo general, el estrés es una sensación desagradable, que descontrola las terminaciones nerviosas y provoca un estado de cierto desequilibrio. En contadas ocasiones, se toma como un elemento positivo en la vida cotidiana.

Normalmente, unos valores más altos de estrés en el organismo, son símbolo de motivación. Es un factor útil para motivarse en los días previos a entregar un proyecto laboral o cualquier otro tipo de trabajo. Esta sensación de mayor estrés suele preceder a un momento creativo, debido a la frustración que se siente cuando no se consigue el resultado ideal.

No obstante, si estás estresado, vas a tratar de encontrar una solución por todos los medios. Un mayor sentimiento de agobio te va a llevar hacia otro camino de pensar, potenciando tu creatividad.

El estrés también conlleva una mejora del sistema inmunitario, pues cuando tu organismo percibe un pico de estrés más alto, aumentan los niveles de cortisol en sangre. Aunque parezca que cuando uno se estresa, es más propenso a enfermarse, esto no es del todo cierto.

De forma similar, estos factores de estrés ayudan a mantenerse en forma, ya que el estrés durante el ejercicio aumenta la cantidad de endorfinas y los niveles de adrenalina. Estas subidas de energía te ayudan para enfrentar el resto del día y que te cueste menos realizar tus tareas.

A pesar de todo, los excesos nunca son buenos, así que estas hormonas pueden jugar en tu contra. Hay que saber encontrar el equilibrio. Para ello, actividades como el pilates o el yoga pueden ayudarte; así como la nueva disciplina de moda, el body balance.

El estrés puede ayudarte a resolver los problemas en tu vida y mejora tu intuición Clic para tuitear

Además, originalmente esta emoción mantenía a los individuos alerta para la caza u otras actividades. Hoy en día, el hombre mantiene este instinto, que le ayuda en su capacidad de reacción en momentos de peligro.

Fuente: http://enpositivo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *