¿El alisado con Keratina es bueno para el pelo?

El cabello está formado en más de un 90% por  Keratina, que es una proteína rica en azufre. Los maltratos del clima y el paso del tiempo, así como los tratamientos químicos y térmicos, pueden afectar la composición del pelo y despojarlos de su Keratina original, dejándolo sin brillo y quebradizo.

En los últimos años, se han desarrollado muchos tratamientos estéticos para el cabello a base de Keratina, con el objetivo de mejorar su aspecto, suavizarlo, eliminar el frizz, y en algunos casos alisarlo. Al principio, los tratamientos tenían un alto porcentaje de formol. Además de ser un componente, que ya no se utiliza como conservante, el mismo en niveles altos causaba daño al cabello.

Por un lado, el formol sella la cutícula, que es la capa externa del cabello. Al estar sellada, da el aspecto de brillo, y suavidad. Pero este estado  trae consecuencias ya que no deja penetrar ningún componente hidratante, para la fibra capilar. Por lo tanto, al realizase el tratamiento con alto contenido de formol en forma recurrente, cuando se terminaba el efecto del tratamiento (3 a 6 meses), el estado del cabello, era cada vez peor, quebradizo, opaco, es decir el efecto contrario al buscado.

En algunos casos, especialmente en cabellos muy rizados, que realizaban el tratamiento con mucha frecuencia, el contenido de formol era tan elevado, que provocaba mucha rigidez en la fibra capilar, y ésta se terminaba quebrando.

Hoy en día, los tratamientos de Keratina, han mejorado mucho después de estas experiencias. Y se ha aprendido a utilizar sus efectos positivos sin dañar el cabello. En primer lugar el contenido de formol utilizado es muy bajo, pero es necesario, ya  que es el componente que cambia la estructura del cabello y lo alisa, eliminando el frizz.

Por lo tanto, hoy podemos realizar sin problemas este tratamiento para mejorar el aspecto del cabello, pero es muy importante preguntarle al peluquero el contenido de formol que contiene. La dosis de formol recomendada para que no dañe al cabello es del 1%.

¿Cómo cuidar el cabello después de un tratamiento con Keratina?

Es muy importante aumentar la  hidratación del cabello, con el uso de máscaras capilares en lugar de acondicionadores.

El tratamiento de Keratina contiene formol, que es el activo que elimina el frizz y alisa el cabello. El formol en bajas cantidades no causa ningún daño, pero sella la cutícula del cabello, que es su capa externa. Esto no permite que penetre ningún activo hidratante.

Los tratamientos de Keratina actuales tienen bajo contenido de formol (se recomienda el 1% máximo), por lo tanto los activos hidratantes pueden penetrar en la fibra capilar. Al lucir el cabello suave y liso, es muy común dejar de cuidarlo con productos muy hidratantes. Esto es un error, hay que aumentar su hidratación.

También es muy común que después del tratamiento con Keratina, el cuero cabelludo se vuelva más graso. Esto se debe también al proceso  de sellado de la cutícula. En estos casos, es conveniente cambiar el tipo de shampoo utilizado habitualmente, por uno que lave más en profundidad el cuero cabelludo. Por ejemplo, si se está utilizando un shampoo neutro, es conveniente probar de  alternarlo con un shampoo para cabellos o cuero cabelludos semi grasos o grasos.

Se recomienda que si se quiere teñir el cabello, mejor la tintura se realice antes de someterse a un tratamiento de queratina. La queratina ayudará a sellar el color para que los resultados de la coloración se prolonguen durante mucho más tiempo de lo que normalmente duraría. No se debe teñir el cabello hasta después de dos semanas de haberse realizado un tratamiento de queratina, así que es aconsejable asegurarse de tenerlo en cuenta antes de programar un tratamiento.

¿Qué perjuicios pueden ocasionar los tratamientos con Keratina?

En los cabellos finos se tiene que extremar la aplicación con sumo cuidado para no perder volumen. Todos los cabellos pueden optar por este tratamiento, ya que refuerza la keratina de nuestro propio pelo. En función del tipo de cabello, el resultado será uno u otro. Los más crespos  notarán mucho más el resultado de anti frizz, suavidad y el efecto alisado.

El tratamiento con Keratina con bajo contenido de formol (se recomienda hasta el 1%) no es agresivo. Lo que sí puede ocurrir es, la planchita se utilice más de lo conveniente dañando la fibra capilar”.

Es decir que hay que utilizar la planchita y el secador con precaución, evitando usarlos con mucha frecuencia.

 El tratamiento con Keratina puede provocar la Irritación de los ojos y de la piel.

Otro efecto secundario del tratamiento, es la reacción alérgica que puede ocurrir. Algunas personas, pueden tener erupciones y sufrir de picazón.

Es muy importante realizar este tratamiento en un salón de buena reputación, que cuenta con habitaciones bien ventiladas.

Los tratamientos con Keratina con alto contenido de formol (más del 1%), pueden dañar la fibra capilar. Por un lado, el formol sella la cutícula, que es la capa externa del cabello. Al estar sellada, da el aspecto de brillo, y suavidad. Pero este estado  trae consecuencias ya que no deja penetrar ningún componente hidratante, para la fibra capilar. Por lo tanto, al realizase el tratamiento con alto contenido de formol en forma recurrente, cuando se termina el efecto del tratamiento (3 a 6 meses), el estado del cabello, es cada vez peor, volviéndose más quebradizo, opaco, es decir, causando el efecto contrario al buscado.

En algunos casos, especialmente en cabellos muy rizados, si se realiza el tratamiento con mucha frecuencia, y el contenido de formol es muy elevado, esto provoca mucha rigidez en la fibra capilar, y ésta se puede terminar quebrando.

Actualmente, después de muchas malas experiencias, los tratamientos de Keratina contienen bajos contenidos de formol. Pero es importante saber que si el cabello queda más liso, con el efecto anti frizz, este efecto es causado por el formol, que el único activo que puede cambiar la estructura del cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *